Basurero automático para limpiar las aguas del puerto | Revista Ingeniería Naval

Revista Ingeniería Naval

Basurero automático para limpiar las aguas del puerto

Basurero automático para limpiar las aguas del puerto
enero 05
00:00 2016

Está diseñado para puertos,embarcaderos,vías de navegación interior,lagos,clubes náuticos,e incluso puede instalarse en grandes yates.

El prototipo ya ha sido probado en puertos deportivos españoles,ya que las marinas son un entorno relativamente controlado. Se dispone el Seabin en la superficie del agua y conectado a una bomba dispuesta en tierra. Al accionarse la bomba el agua es succionada haciendo pasar a ésta y la basura que arrastra con ella hacia el interior del cubo,filtrándose el agua en el fondo y quedando recogidos los residuos en el interior. El agua filtrada pasa a través de la bomba y a continuación a través de unos filtros que separan los aceites del agua,devolviendo al puerto el agua ya limpia.

Este proceso puede estar operativo constantemente las 24 horas del día,todos los días del año.


Dentro del cubo Seabin se encuentra la bolsa de recogida de residuos,de fibra natural,que recolecta todos los desperdicios flotantes. Cuando esta se llena simplemente hay que quitarla del cubo y colocar una nueva,como si se tratase de un cubo de basura. La basura recogida se recicla entonces de forma responsable y la bolsa puede ser limpiada y usada de nuevo. El tamaño del cubo está pensado para que una sola persona pueda realizar la tarea de recogerlo y cambiar la bolsa.

   

El objetivo del proyecto es crear más unidades de Seabins para su comercialización,y crearlos de forma sostenible,tanto los materiales como el proceso de fabricación,dejando la menor huella de carbono posible. Otros de los objetivos son llevar esta técnica a otros países,concienciar a la gente y crear programas educativos en escuelas para el uso y el reciclaje responsable del plástico,y reutilizar o reciclar el plástico recogido.

El proyecto lo han llevado a cabo dos australianos,Andrew Turton y Pete Ceglinski,y ha sido subvencionado por una empresa australiana de desarrollo tecnológico marino,Shark Mitigation Systems Pty Ltd (SMS). El diseño y desarrollo se llevó a cabo en Palma de Mallorca,en el centro de diseño “The Sea”. Se escogió Mallorca por ser el núcleo central de la industria marina de Europa y por tener acceso internacional rápido. Actualmente el proyecto se encuentra en la fase del prototipo final,ensayándose en el Real Club Nàutic de Palma de Mallorca.

Seabin Pty Ltd ha comenzado una campaña para recaudación de fondos,buscando donaciones que aporten capital para la comercialización del producto.



Artículos relacionados

Redes sociales



navantia

aluminios

5

cintranaval

cintranaval

BV_SectorMaritimo2015

Ingenieros Navales

Este acuerdo entre las dos entidades supone la renovación de una cooperación académica-empresarial que comenzó en 2013. Esta da lugar a proyectos muy específicos que suponen una mejora tecnológica y La entrada La Universidad de Bergen firma un nuevo acuerdo de asociación con GCE Ocean Technology se publicó primero en Ingenieros navales. [...]

La vigilancia marítima mejorada de los RPAS de EMSA lleva activa desde mediados de mayo. Vuelan desde Skagen, ofreciendo dicho servicio por Dinamarca. La Real Marina Danesa fue quien hizo La entrada El servicio RPAS ofrecerá vigilancia marítima mejorada a las autoridades nacionales danesas se publicó primero en Ingenieros navales. [...]

El astillero Chino CIMC Raffles ha entregado a Wallenius SOL el Botnia Enabler. Este buque multicombustible tiene la más alta clase hielo sueco-finlandés. El buque, que está registrado en Suecia, La entrada Wallenius SOL recibe el buque ConRo de clase hielo Botnia Enabler se publicó primero en Ingenieros navales. [...]

Javier López Marcano, consejero de Industria e Innovación del Gobierno de Cantabria, ha hecho oficial la consolidación de la Plataforma Blue Economy de Cantabria Cantabria representa el 3.3 % de La entrada La Plataforma Blue Economy de Cantabria queda consolidada por veintiuna empresas se publicó primero en Ingenieros navales. [...]