La Industria 4.0: un tren que no podemos perder | Revista Ingeniería Naval

Revista Ingeniería Naval

La Industria 4.0: un tren que no podemos perder

La Industria 4.0: un tren que no podemos perder
octubre 25
16:44 2016

Por su interés reproducimos la editorial de octubre 2016 de la revista Ingeniería Naval.

El concepto de la Industria 4.0, fue manejado por primera vez en la Feria de Hannover (salón de la tecnología industrial) en el año 2011. A día de hoy, Jeremy Rifkin, economista estadounidense, reconoce que los planes de la UE, enmarcados dentro del proyecto “Digital Europe”, dan a Europa “el potencial de convertirse en el espacio comercial más productivo del mundo y la sociedad más sostenible de la tierra”.

El modelo de industria 4.0 afecta a todo tipo de empresas en el mundo, ya que hace que todos los actores vuelvan a un punto de partida en el que, si uno no se adapta se arriesga a perder todo y, por lo tanto crea, al mismo tiempo, una serie de oportunidades económicas sin precedentes, que hay que aprovechar para conseguir recuperar industria en nuestro país y alcanzar el objetivo de 20% industrial en el PIB.


Parte activa de esta revolución es el “Internet de las cosas” en el que todos los objetos cotidianos están conectados a la red y entre sí, permitiendo conocer su estado en todo momento y propiciando interacciones con otros según determinados parámetros. Así, podemos conocer los esfuerzos a los que está sometida una determinada plancha de un barco o qué consumo tiene un motor en unas condiciones de navegabilidad determinadas.

La digitalización de la comunicación, la energía y el transporte conlleva riesgos y retos de privacidad, ciberseguridad y económicos, pero provoca que la producción pueda realizarse de modo colaborativo; por ejemplo varias empresas pueden trabajar conjuntamente en el mismo proyecto aportando cada una de ellas su conocimiento en un área concreta. En un buque, en el que la colaboración entre empresa auxiliar y astillero es vital, una buena conexión desde la fase de diseño, es el objetivo a alcanzar.

Tenemos que ser conscientes que esta revolución industrial no es una tendencia de futuro, sino que ya está ocurriendo: diversas industrias ya están digitalizando partes esenciales de la cadena de producción, además de mejorar sus productos con funciones digitales y servicios de datos.

La tecnología que sustenta la digitalización de la ingeniería mecánica y la producción, como partes de la Industria 4.0, incluye el modelado en 3D, el escaneado y la simulación, el diseño y la ingeniería asistidos por ordenador, los ordenadores de alto rendimiento basados en la nube, láseres, sistemas de producción ciberfísicos (redes virtuales con posibilidades de controlar objetos físicos), la robótica, equipos de fabricación conectados y sistemas avanzados de medición.

Hay que destacar también el cambio de paradigma que provocará en nuestro sector la fabricación aditiva y la impresión 3D, que permiten la creación de productos físicos al momento y que harán que las necesidades de transporte mundiales cambien, por lo que el transporte marítimo se verá afectado. Igualmente, la posibilidad de imprimir piezas a bordo o en los astilleros modificará los plazos de construcción, reparación y de parada de los buques.

Las ventajas de la industria 4.0 incluyen una mejora de la productividad, la mejora de la eficiencia de los recursos, la reducción del consumo energético, del tiempo total de inactividad de los equipos, del mantenimiento, también se reducen los defectos y el tiempo de salida al mercado de los productos.

La principal clave de esta revolución se basa en los datos. El cambio de paradigma desde el enfoque en activos físicos a la optimización de cómo los datos, tratados como un valioso activo, influyen y son explotados y compartidos a través de toda la cadena de valor y del ciclo vital del producto.

Los empleados, clientes, procesos, empresas, productos y máquinas, producen cantidades masivas de datos. La generación, recogida , procesamiento e intercambio de datos a través de las empresas, ubicaciones y sistemas de dominios, así como dentro de las cadenas de suministro y valor, y su transformación en datos inteligentes, son esenciales para aprovecharse de los catalizadores de la Industria 4.0.

El 4.0 es una gran oportunidad que, si la sabemos aprovechar, nos puede hacer volver a recuperar actividad industrial. Por eso, hagamos nuestra parte como Ingenieros y presionemos como Sociedad Civil de la que formamos parte, para que los “políticos” hagan y cumplan con la suya.


[1]  RIFKIN, J. (2016). How the third industrial revolution will create a green economy. New Perspectives Quarterly, 33(1), 6-10. doi:10.1111/npqu.12017 http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/npqu.12017/abstract. Accedido 10 octubre 2016

[2] Recommendations of the Strategic Policy Forum on Digital Entrepreneurship. (April 2016) Big data and B2B digital platforms:the next frontier for Europe’s industries and enterprises. http://www.digitaleurope.org/DesktopModules/Bring2mind/DMX/Download.aspx?Command=Core_Download&entryID=2163&language=en-US&PortalId=0&TabId=353 Accedido 10 octubre 2016



Artículos relacionados

Redes sociales



Ingenieros Navales

Lunes, 21 Mayo, 2018La Junta Directiva de la Federación Instituto de la Ingeniería de España, IIE, acordó en su reunión del 7 de mayo de 2018 convocar [...]

Viernes, 18 Mayo, 2018El próximo martes 29 de mayo a las 17:15 horas, tendrá lugar la jornada homenaje al 40 aniversario del CNE de la FEANI.Con motiv [...]

Jueves, 17 Mayo, 2018Como en años anteriores celebraremos los actos de la festividad de nuestra Patrona la Virgen del Carmen, que este año será el día [...]

Miércoles, 16 Mayo, 2018Desde 2005, la WFEO lleva reconociendo la labor de los ingenieros de todo el mundo a través de la edición bienal de sus premio [...]